El Golden Retriever

En obediencia no hay otra raza de perro que pueda competir con el Golden Retriever, tanto en el círculo de exposición como en la vida real. Sus hazañas como perro de rescate en las últimas décadas sobrepasan todo lo que se puede demandar, o imaginar, de un canino ser capaz.

Originalmente usado como perro cobrador de cacería, este retriever ha sido reclutado para otras labores que requieren continuo uso de su noble disposición. Se le considera una de las mejores razas de perros de asistencia para las personas deshabilitadas y lazarillo para las personas ciegas.



ORIGEN:

Esta raza fue creada en el Reino Unido. El Lord Tweedmouth comenzó a criar un Retriver dorado en 1865 al que le llamó Nous. Este perro lo cruzó con una perra Spaniel de Agua Tweed, llamada Belle. Continuaron los cruces poniendo énfasis en las habilidades sobre la apariencia. Se le añadió algo de Bloodhound y del Setter Irlandés. En la década de 1890 ya la raza estaba relativamente establecida.

MASCOTA:

Para aquellos que puedan tener un perro relativamente grande y no tengan problemas de alergias con el pelo largo, esta es la raza ideal. Es noble, obediente, inteligente, muy cariñoso y tolerante con los niños. Tal vez su única falta como mascota es que no sea un gran guardián, si eso es lo que se desea. Se adapta a la vida de apartamento pero hace mucho mejor en una casa con patio. Se recomienda que se le permita hacer ejercicio diariamente; algunas asociaciones estiman que esta raza requiere “considerable” ejercicio (siendo “considerable” más que “moderado” o “poco”). También debe de ser cepillado regularmente, aunque el cuidado del pelo no demanda una atención excesiva como en algunas de las otras razas de perros.

Teniendo en cuenta que cada Golden Retriever tiene personalidad propia y no dos individuos se comportan exactamente igual, se podría decir que el carácter del Golden Retriever no demuestra exageraciones. Es un perro que está muy al tanto de los miembros de la familia sin ser demasiado posesivo, ni exageradamente demostrativo. Saluda a los dueños caminándoles por el lado, o en busca de una caricia se para o acuesta al lado de algún miembro de la familia, en diferencia a otros perros que le brincan arriba al dueño cada vez que lo ven. Este perro es relativamente tranquilo sin perder la pista de lo que esté pasando. Excelente perro de compañía para las personas deshabilitadas y lazarillo para las personas ciegas, sin embargo, algunos individuos han entrado en acción realizando rescates que no son fáciles de creer, hazañas que más bien corresponden en los cuentos de fantasías, pero son muy reales.

En el comportamiento el sexo del Golden Retriever no aparenta hacer diferencia, siendo más bien una cosa personal. Hay machos y hembras muy cariñosos, usualmente sin llegar a ser una molestia, y hay otros, irrelevante del sexo, más reservados, aunque a todos les gusta dormir en el cuarto de los dueños.



Esta raza no demuestra ser agresiva hacia otros perros traídos a la familia. Siempre se debe introducir a los nuevos perros con mucha cautela. Si son cachorros, es posible que los perros adultos ya establecidos en la casa lo rechacen. Si son adultos, cualquier cosa puede suceder. Con el Golden Retriever usualmente no ocurre ningún problema, o al menos, no es el Golden Retriever quien empieza la discordia.

Con respecto a lo de perro cobrador, cualidad muy importante cuando vamos al parque con el perro y llevamos una pelota, el instinto es nato en esta raza. Hemos leído en algunas fuentes que si no se le enseña antes de los seis meses es posible que nunca desarrolle esta cualidad. Realmente no sabemos, todos los Golden Retriever que conocemos recobran la pelota con mayor o menor eficiencia, realmente dependiendo la eficiencia del interés del dueño en jugar con el perro. Recuerde que este es un perro grande, si lo que desea es que el perro coja la pelota o frisbee (discos voladores) en el aire, tal vez una raza de perros mediana sea más activa en estos juegos.

Como a todo perro, irrelevante de la raza que sea, o aun si no es de raza pura, se le debe de llevar a clases de obediencia desde cachorro y a las visitas al veterinario. Junto con el gran placer de tener la compañía de un perro, viene la obligación de proveer por las necesidades, no sólo de alimentación y mantenimiento, también de salud y de comportamiento hacia otros animales y personas. Las clases de obediencia y el veterinario a la larga le hacen la vida mucho más feliz al perro, y al dueño.

Cualidades negativas:

  • Durante todo el año este perro suelta pelos, lo cual puede ser controlado hasta cierto punto si se le cepilla a menudo. Dos veces al año muda el pelo y entonces suelta mucho más pelo. Consulte con su veterinario para comprar el tipo de cepillo que quita el pelo caído en el manto interno.
  • Piel muy sensitiva. Algunos de estos perros tienen la piel muy sensitiva y no resisten las pulgas, demostrando alergias. Las pulgas pueden causar que se le caiga el pelo y se irrite la piel, siendo necesario visitar al veterinario lo más pronto posible ya que este mal hay que pararlo cuanto antes.
  • Esta raza originalmente era de cacería y aunque adaptado a la vida de mascota, se beneficia mucho con el ejercicio diario. El ejercicio no debe ser forzado y si es un cachorro, menor de un año, no se le debe entrenar con ejercicios extenuantes. La natación es muy buena, siempre que el perro demuestre interés, porque aunque esta raza fue creada para cobrar presas en tierra y agua, algunos individuos prefieren no mojarse mucho.
  • Atención familiar. Esta raza requiere la compañía de la familia humana. No se le debe dejar en el patio todo el tiempo. Aunque el patio es maravilloso para esta raza, la opción de poder entrar a la casa y estar con la familia es requerida por este perro. Si no puede estar con la familia, probablemente se aburra y se ponga a ladrar, hacer huecos u otros desastres en el patio.


Fuente: www.perrilandia.com

Avda.Los Antones, 30 | 04640 | Pulpí | Almería | Telf: 950 46 41 94 | Fax: 950 61 93 74 | info@cogap.es